En específico, la nueva ley detalla que la venta de vehículos robados será sancionada con presidio menor en su grado medio a máximo, además de la suspensión de la licencia de conducir o inhabilidad para obtenerla por 5 años.

Y en caso de ser sorprendido conduciendo un vehículo con placas patente falsas, adulteradas o que correspondan a otro vehículo, los culpables serán sancionados con una multa que va desde las 50 hasta las 100 UTM (hasta 6.3 millones de pesos).

Por otro lado, y en un apartado que está dirigido a la mayoría de los conductores, la nueva Ley de tránsito consigna obligaciones, sanciones, prohibiciones, y multas correspondiente. Por ejemplo, cada dueño de vehículo deberá grabar la patente en ventanas y espejos de este, ya sean móviles nuevos o usados.

Además, se decreta la prohibición de usar, adosar y/o conducir con luces o focos distintos o adicionales a los permitidos por Ley. Las que se proyectan hacia adelante deben ser blancas, en tanto la que se proyectan hacia atrás deben ser rojas y las de retroceso blancas. Las de viraje trasero podrán ser rojas o amarillas.

Por último, se estipula la prohibición de venta y carga de combustible a vehículos motorizados que no cuenten con placa patente delantera o trasera. Esta falta se castigará con una multa de que va desde las 10 a 100 UTM, es decir hasta 6.3 millones de pesos, al día de hoy.

Pero eso no es todo, ya que la ley 21.601 establece un listado de circunstancias que autorizan a Carabineros a retirar de circulación un vehículo motorizado que no cumpla con dichas reglas.

Entre las faltas que se consideran para retirar vehículos están el circular:
– sin permiso de circulación vigente;
– sin certificado vigente del seguro obligatorio;
– sin revisión técnica o de homologación;
– con placa patente en mal estado u oculta, o
– con el número de identificación del vehículo (VIN) o motor adulterado o borrado.

En cuanto a las sanciones, aumenta, de 3 a 50 UTM, a 5 a 75 UTM, el rango de multa aplicable a quien compre un vehículo y que no solicite la inscripción en el Registro Civil dentro de los 30 días siguientes a la fecha de su adquisición. Lo mismo para quienes indiquen domicilio falso o inexistente.